El caballo

El caballo

El caballo

El caballo siempre ha formado parte de la cultura andalusí. Más en una época en la que el caballo era el medio imprescindible de la vida social; en la guerra como en la paz; en el transporte como en el ocio y la recreación. Es una pieza importantísima tanto que su calidad significaba riqueza, nivel social,  o poderío económico.

El caballo y los juegos de caballería representan la parte más importante de los deportes medievales.

Ibn Hu_dayl (Granada. 1329-¿) escribió "Gala de caballeros, blasón de paladines" . Es un libro que trata sobre la educación de príncipes que tan en boga estaba en el medioevo. Como tal el caballero necesita del caballo y en esta obra, se recoge un amplio muestrario sobre la cultura del caballo, sus cuidados y su entrenamiento para ofrecer un caballo adornado con cualidades  especiales tales como la resistencia, la  velocidad, la fuerza, etc.

En el mismo se puede leer

No presencian los ángeles ninguno de nuestros esparcimientos, excepción hecha de los concursos de caballos y el tiro al arco.

Abu Huraya, por su parte refiere que el Profeta dijo también:

 No se hagan competiciones sino de camellos, caballos o flechas

Conocían la técnica de cabalgar a la jineta cuestión que es copiada por los caballeros cristianos en tiempos de Pedro I (1364)

En las carreras se apostaba entre los contendientes.

Existía una modalidad en la que participaba un tercer corredor o "legitimador" o intermediario que también corría pero que no aportaba prenda. Si ganaba se llevaba las de los otros dos y si perdía nada arriesgaba. Pero este caballo tenía que ser excelente  de forma que tuviera sus opciones a vencer.