San Isidoro

San Isidoro

San Isidoro

S. Isidoro es la figura más importante de la cultura visigoda. Nace en Sevilla en el año 570 y fallece en el 636. Es hermano de S. Leandro, arzobispo de Sevilla a quien sucede en el cargo.

Escribió numerosas obras

 

Pero ninguna que pueda compararse a las Etimologías en las que toca todo el saber de la época de forma extraordinaria. En la misma refleja cuestiones tales como la marina, las artes manuales, el derecho, la cronología, la medicina, la zoología, etc,  dándonos  de paso una extraordinaria visión de la España de su época a través de su Etymologiarum XVIII donde habla de la guerra y de los juegos. Se refiere con amplitud a la caza, las danzas y los juegos circenses que en su momento eran propios de la cultura romana.

Del juego gimnástico

El juego gimnástico es de velocidad y es gloria de los varones. El lugar de estos juegos se llama gimnasio, que es el lugar donde se ejercitan los atletas y se comprueba la velocidad de los corredores; después pasó este vocablo a una significación más general, y se dice gimnasio el lugar donde los hombres ejercitan las artes.
Antiguamente todos los que trabajaban en los juegos tenían sus vestiduras ceñidas por un cíngulo para evitar que en la pelea quedaran desnudos; pero después ocurrió que un cursor, por habérsele aflojado el cíngulo, fue de repente postrado en tierra y muerto; por lo cual el arconte Hippomenes dio un decreto, permitiendo que se ejercitaran todos desnudos, y por eso recibió el nombre de gimnasio, porque los jóvenes se ejercitaban desnudos en el campo de juego y solamente cubrían las partes vergonzosas.


(Etymologiarum libri, XVIII 17, 1-2.)

De las clases de juegos gimnásticos

Cinco son las clases de estos juegos gimnásticos: salto, carrera, lanzamiento, fuerza y lucha. Se dice que un rey tenía cinco hijos jóvenes y mandó que cada uno se ejercitara en una de estas clases de juegos.

Palestra, del griego apo tés páles, que significa lucha, o de apo tú pállein, que significa movimiento de ruina grande, a saber: porque en la lucha, cogiéndose por en medio, se mueven unos a otros violentamente y esto en griego se dice pállein. Algunos opinan que este arte está copiado de las luchas de osos; entre las fieras, solamente los osos pueden andar levantados, retirarse de pronto, volver de nuevo, rechazarse con las manos o abrazarse, como hacen los luchadores.

Lo que los latinos llaman certámenes es llamado por los griegos agónas, dicho así por la multitud de personas que acudían; por lo que agona se dice toda reunión o congregación. Otros dicen que se llama así porque se celebran en lugares circulares y como en agoniis, eso es, en lugares sin ángulos que es lo que significa agónas.

Las clases de certámenes fueron: acerca de la grandeza de la fuerza, de la celeridad de la carrera, de la pericia en lanzar la flecha, de la paciencia para estar de pie, del modo de andar según el sonido de la cítara o flauta (danza), de la modestia de las costumbres, de la modulación del canto, acerca de la guerra tanto naval como terrestre y de aguantar suplicios.

(Etym. XVIII 18-26.)