Cazador de perdices

Cazador de perdices

Cazador de perdices

Museo de Jaén

S. V a. de C.

En paralelo con la figura del cazador de la liebre existe en el mismo Museo de Jaén (Procedente del yacimiento de  Cerrillo Blanco. Porcuna) otra pieza de similares dimensiones y con unas características técnicas y artísticas iguales, es decir trabajadas en todo el yacimiento, en calcarenita o "piedra de Santiago"

En ésta, nuevamente un joven sostiene en sus manos el resultado de su hazaña, dos perdices, al tiempo que se hace acompañar por otro animal  sin identificar,  que sin duda ha colaborado en el éxito de la caza.  Es, claro está, un animal domesticado lo que unido a la vestimenta y porte nos indica un alto estatus social.
El joven ha realizado la caza como un "deporte", es decir como recreación, ocio o bien como un ejercicio iniciático hacia la puesta a punto de la condición física.
La pieza de 68 cm está datada, como todo el yacimiento de Cerrillo Blanco, en el S. V a.C.