Luciano de Samósata

Luciano de Samósata

Luciano de Samósata  (Siria, 125-181)    

Luciano nació en Samosata (Siria) y vivió bajo la autoridad del emperador Marco Aurelio. Era ciudadano romano.

Desde el punto de vista literario y filosófico se le ubica dentro de los pensadores griegos. Vivió en Atenas una veintena de años y tanto su estilo como su pensamiento está en la línea de la antigua Grecia.  Era un gran aficionado a los espectáculos deportivos, asistiendo como espectador a cuatro olimpiadas.

Conocía todo el  Mediterráneo y en su amplia obra se observa un constante rasgo irónico.

De entre sus obras llama poderosamente la atención ANACARSIS O SOBRE LA GIMNASIA

En la misma,  como de Platón en la República, a través de un diálogo entre Anacarsis y Solón, hace un magnífico estudio crítico de las actividades física y deportivas de su época.

José Luis Navarro, el traductor de esta obra, dice que,

Pone en solfa de un modo curioso una de las facetas más importantes y peculiares de la formación griega: la educación física < > aunque no es el sistema educativo el que critica; es el ideal agonal.

Se une por tanto al pensamiento platoniano  sobre el valor moral del ejercicio físico, ideas que más tarde acomodarían en sus escritos  Cristóbal Méndez (Libro de ejercicio corporal y sus provechos), y  Jerónimo Mecurial (Arte Gimnástico).

En las competiciones deportivas defiende la victoria moral del perdedor (está claro que sin él no habría vencedor). En boca de Solón se explica de la forma siguiente:

Si te importa un poco saber como debe gobernarse una ciudad de la mejor manera y cómo deberían llegar sus ciudadanos a ser los mejores, elogiarías, sin reservas, esos ejercicios gimnásticos y la rivalidad que rivalizamos por ellos, y sabrías que entremezclando esos esfuerzos hay mucho de positivo, aunque te parezca que se esfuerzan para nada.

Sobre la importancia que se da a la educación física (la pone al mismo nivel que la moral, quizás por ser de la misma naturaleza) Solón dice que,

…entonces los acogemos ya y les vamos enseñando cosas, dando importancia primordial a la educación moral y a la educación física.