Plutarco

Plutarco

Plutarco, natural de Queronea (50 a.d.C. – 120 d.d.C.) es, entre los moralistas  y filósofos griegos, uno de los más conocidos de la antigüedad.

En su obra SOBRE LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS señala unos conceptos relativos a la educación, y más concretamente a la educación física de los niños, que nos introducen en aquel, su tiempo:

No es por consiguiente, de ningún valor descuidar el ejercicio físico de los cuerpos, sino que enviando  los niños a la casa del maestro de gimnasia, los ejerciten bastante, por una parte en bien de la agilidad de los cuerpos y, simultáneamente por otra, para la robustez.

Es muy clarificador el hecho de que nos explica la existencia del especialista en E. Física, un hecho notable en una época de la que , en este sentido, no tenemos demasiada  bibliografía.

Aunque no es capaz de desentenderse de las razones de carácter militar que conlleva el ejercicio físico, nos da cuenta de las razones  positivas que en la educación tiene el ejercicio físico. Unas alusiones que más tarde recogerá Averroes, en un diseño literario muy parecido (tal parece un eco)  en  su Exposición de la Republica de Platón.

Otro dato de interés que nos aporta es el referente a que, dentro de una filosofía muy a la griega y  al platonismo militante, proyecta las actividades físicas de la juventud como una garantía de la buena salud y de la fortaleza orgánica en la  vejez.