Circo de Toledo

Circo de Toledo

Circo de Toledo

El circo romano de Toledo está actualmente en periodo de excavación y estudio.  Se construyó a lo largo de siglo I durante el mandato del emperador Octavio Augusto o el emperador Tiberio.

Su ubicación, como era costumbre, se situó a las afuera de la ciudad en su lado norte y es más que seguro que estaría al lado de alguna de las entradas de la ciudad.

Sus medidas corresponden a las necesidades de una gran urbe ya que tenía una capacidad suficiente para albergar entre 15.000 a 30.000 espectadores. Éstos es seguro que no serían solamente los capitalinos  sino que a ellos se les unirían los aficionados procedentes a poblaciones cercanas.

Tenía unas dimensiones de más de cuatrocientos metros de largo por más de un centenar de ancho y  estaba situado cerca del teatro, lo que podría entenderse  actualmente como una especie de área de ocio.