El Circo romano Tárraco

El Circo romano Tárraco

El Circo romano Tárraco, en Tarragona.

La importancia de este circo radica no solo en sus aspectos arquitectónicos, sino también en su ubicación  ya que está dentro de la misma ciudad. Es decir por la parte interior de las murallas y al lado del foro, cosa muy poco frecuente debido al tamaño de este tipo de instalación.  En total medía 325 m. de largo por 105 a 115 m. de ancho. Tenía capacidad para unos 25.000 espectadores acomodados en una cavea de 12 filas de asientos.
 
En su lateral oeste se encontraban los aparcamientos de los carros, además de la "porta Pompae" esto es, la entrada principal. En su centro se erguía una tribuna para los jueces de las carreras.

 Si vida útil fue muy larga, casi 300 años, quizás hasta el S. V y hasta es posible que se siguiese utilizando hasta el S.VII, ya bajo dominación visigoda.
 
Es uno de los mejor conservados del mundo, curiosamente por encontrase debajo de nuevos edificios que en su construcciónn no destruyeron las antiguas estructuras.