Cerer

Cerer

Cerer

Cerer es el nombre de un gladiador español que vivió a principios del  s. I. Así consta en un bronce fechado en el año 27.

Era hijo de Erbutus y su origen gallego está claramente determinado: procedía Guinzo de Limia en la provincia de Orense.

Sus actuaciones en los anfiteatros posiblemente fueran en Andalucía ya que la lámina de bronce en que constan los datos anteriores se encontró en la provincia de Huelva en las orillas del río Tinto.

Es muy probable que tuviera una larga vida como gladiador y que también fuera un devoto de sus creencias religiosas. En la lámina expresa su gratitud al dios Borea Cantibedoniensis (un dios menor  similar a Marte) por haber conseguido su condición de liberto.
Esta situación, la de haber pasado de la esclavitud a la de libertad,  supone sin la menor duda una larga carrera profesional.

Su situación económica en el momento de dejar sus actividades gladiatorias no debería ser mala puesto que costea un bronce de agradecimiento (no una lápida de piedra que era más habitual y barata) ante una situación que seguramente había esperado largamente. 

La lámina dice:

Celer, hijo de Erbutio, natural de la ciudad de los Limicos, dio esta tessera gladiatoria a Borea, hijo natural de Bedumia, el año del consulado de Marco Licinio.