Cexaecus Fuscus

Cexaecus Fuscus

Cexaecus Fuscus

Cexaecus Fuscus es el nombre de un hispano romanizado.

Era gladiador y como consecuencia de haber salido bien parado de un encuentro gladiatori muneris dedicó un ara al dios Hermes Deuorix.

La lápida, datada como muy probable del s. II,  se encontró en Portugal.

Fuscus, juntamente con Celer, son considerados, con nombres propios, como los gladiadores indígenas de Hispania que han trascendido hasta nosotros.