Pedro de Herrera

Pedro de Herrera

PEDRO DE HERRERA

En el siglo de oro la esgrima estaba considerada como un ejercicio de mucho aprecio. Se podría considerar como algo similar  a actuales métodos de defensa personal que se practican en los gimnasios.

Existían los llamados  “maestros de esgrima”  que estaban autorizados a impartir las clases mediante cédula y exámen.

En Málaga se tiene conocimiento de dos de estos exámenes y se conservan las actas de los mismo donde se explica la forma y el contenido de los mismos.

El primero de ellos, a nombre de Pedro Herrera, está fechado el 4 de marzo de  1498. Se examina en la plaza mayor de la ciudad ante un tribunal compuesto por “ maestre Agustín hermano de Maestre Fernando de Luna e maestre Juan (Arroyo) e maestre Andrés vecinos de esta çibdad e maestre Bartolome de Güero vezino del Puerto de Santa María todos quatro maestros en el arte de Palestrina

El examen consistió en dos partes, una oral y otra práctica, y, una vez demostrada a satisfacción del tribunal sus conocimientos,  le otorgaron la correspondiente autorización acompañado de un singular ritual:

Juan (Arroyo) tomo una espada desnuda en la mano como su padrino e le dio con ella un golpe de llano en las espaldas. E luego los dichos maestros le dio cada uno de ellos al dicho Pedro estando hincado de rodillas le dieron sendos espaldarazos en las espaldas e le levantaron del suelo e le alçaron en los brazos en el ayre  e le dexaron caer e le ovieron por maestro de dicho ofiçio para que lo pueda executar