Fray Gaspar de los Reyes

Fray Gaspar de los Reyes

En Antequera, en el S. XVI, el poeta Fray Gaspar de los Reyes  nos legó un sorprendente catálogo de juegos y deportes de su época. El poeta era fraile agustino ( “de la orden de San Agustín”, dice) y, según H. Mirón, ciego.

Aunque su obra no esté muy divulgada ha llamado la atención de eruditos tales como Muñoz Rojas o Hernández Mirón, pero, afortunadamente,  su personalidad ha trascendido ya que en la ciudad de Málaga existe una calle con su nombre.

Lo que realmente resulta llamativo es el tema y contenido de su libro Tesoro de concetos divinos compuesto en todo género de verso (1613).  En el mismo nos ofrece una preciosa lista de juegos y deportes de la época. Entre las actividades deportivas o recreativas nos han llamado especialmente la atención:

Por su coincidencia puede que muy bien sea la base del texto elaborado, años más tarde y en otro formato, por Rodrigo Caro en su obra Días geniales y lúdricos (1626)
Muchas de los términos que utiliza están recogidos por Sebastián de Covarrubias (1539-1613) en su diccionario (Tesoro de la lengua castellana) y  es la base a la que acude Rodriguez Marín (1855-1943) para confeccionar su magnífico estudio Varios juegos infantiles del S. XVI.
En la actualidad  ha seguido esta senda de forma extraordinaria Ana María Pelegrín (1938-2008) dejándonos, entre otros valiosos estudios, uno sobre la obra de Fray Gaspar.