El Cainejo

El Cainejo

El CAINEJO

Gregorio Pérez es un espectacular personaje del deporte español del que poco se ha hablado.

Él fue quien hizo por vez primera cumbre junto a Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa, en el mítico Naranjo de Bulnes, la impresionante muralla de casi quinientos metros que se eleva majestuosamente en medio de los Picos de Europa.

De la dificultad de tal ascensión, y a modo de anécdota, da cuenta el propio Gregorio años más tarde. Cuando se acercaban al Naranjo se tropezaron con unos pastores que, al verlos sin escopetas para la caza no entendían muy bien que hacían por allí. Cuando les dijeron el objetivo de sus trabajos comentaron:

- Bien atrevidos los hubo en Bulnes y los hay también, y nunca subió arriba nadie; pero es que ni los rebecos tampoco.

Salvando las comparaciones este mismo hecho lo relata casi punto por punto Francesco Petrarca en su famosa carta a Dionisio de Burgo cuando le relata la subida al Monte Ventoso:
“En la loma de la montaña nos topamos con un anciano pastor que trató de disuadirnos por todos los medios y con abundantes razones de que continuáramos el ascenso…”

Gregorio, apodado el Cainejo,  por ser del pueblo de Caín, consiguió cumbre en el citado pico  el 5 de Agosto de 1904 en una ascensión que se puede considerar como mítica dado el material empleado y las condiciones de la escalada. Tal hazaña la realizó no porque fuera un experto escalador en el sentido que hoy lo entendemos sino porque El Cainejo él era simplemente “el escalador” por definición, y simplemente hizo uso de su experiencia como pastor-cazador en medio de aquellas espectaculares y peligrosas montañas.