José Aparici Biedma

José Aparici Biedma

A mediados del S. XIX el cuerpo de ingenieros, comisionó al capitán José Aparici Biedma para que viajara a París con el fin de estudiar los métodos de formación física del ejército francés.

Siguiendo sus indicaciones, a su regreso, se le encargó de la creación y dirección del Gimnasio de Guadalajara para la formación de instructores militares.

 En el mes de abril de 1847 el Capitán Aparici dio por clausurado el primer curso de instructores de educación física. En el mismo se diplomaron 21 militares que pasaron a ser instructores en sus compañías.

Si este hito fue importante no debemos olvidar hay otro referido al Capitán Aparici no menos notable. Él fue el traductor al español, en 1849, de la obra francesa del Coronel Amorós "Instrucción de la enseñanza gimnástica en los cuerpos de tropa y establecimientos militares". Veinticinco años más tarde de su traducción, el Ministerio de la Guerra español aún lo consideraba muy aprovechable. Este texto, por real orden de 16 de diciembre de 1885, fue declarado texto oficial para los iniciáticos gimnasios militares.