Juego de pelota a pala

Juego de pelota a pala

Juego de pelota a pala

Goya representó en  esta obra uno de los juegos más populares de su tiempo. Aunque  su temática parece banal, le dio la importancia y las dimensiones de gran cuadro histórico. La forma de juego representada en el cuadro parece ser a la que Méndez se refería de forma reiterada como de la cuerda, tres jugadores contra tres o quizás cuatro contra cuatro. Este deporte, que era practicada por todas las clases sociales, se venía practicando desde antiguo sufriendo afectaciones de diferente signo que abarcaron  desde la protección al rechazo.

La literatura del XVI como la del XVII, había le prestó atención de forma amplia ocupándose del mismo (y seguramente siendo aficionados) Cervantes, Méndez, Covarrubias, Lope de Vega, Caro, Calderón, etc.

Aunque el cuadro parece una escena plácida con personajes en actitud distendida el juego de la pelota era un deporte que no estaba exento de discusiones, violencia y escándalos que afectaban al orden público por lo que se llegó en más de una ocasión a su prohibición. 

Era habitual que se jugara en alguna calle (un espacio suficientemente largo y llano apropiado para su desarrollo) tal y como se hace hoy en día con la pelota valenciana.  De ello nos quedan referencias en el nombre que aún conservan (o conservaban hasta hace muy poco) muchas ciudades como "la calle del juego de la pelota". De ello dan testimonio Adrados, Lucena, Toledo, Córdoba, Santander, Jaén, etc..

Para saber más:

El juego de la pelota  Juan A. López Cordero  (Publicado en Crónica de la Cena Jocosa de 2001. Asociación de Amigos de San Antón. Jaén, 2002, pp. 77-80).