La cucaña

La cucaña

La cucaña

Es uno de los juegos más populares de nuestro catálogo nacional  con una larga tradición en zonas rurales y marineros que siempre concentran numeroso público que observa los esfuerzos de los jugadores. Los ambientes son festivos y propios de festividades o conmemoraciones.

Existen dos variables, una es la escalada vertical  de un tronco liso que está firmemente clavado en el suelo, y la horizontal,  que generalmente se sostiene desde tierra y sobresale sobre el agua. En ambos casos el tronco está untado con algún elemento resbaladizo tales como grasa o agua jabonosa.

En el caso que Goya nos presenta la cucaña es vertical, disponiendo al final de la misma los premios que se ofrecen, unos gallos y unas roscas de pan, ante la expectación de un público que observa y se divierte de las actuaciones de los escaladores, y, como es natural en los temas de los cartones, la escena parece estar tomada en las afueras de Madrid.