Salto de la garrocha

Salto de la garrocha

Salto de la garrocha

Es una suerte de los toros practicada normalmente hasta finales del S. XIX y que había quedado casi olvidada, y,  si no lo estaba, en gran parte,  era gracias precisamente uno de las obras de Goya: El salto de garrocha de Juan Apiñani.

Een el tiempo  nos han quedado nombres y descripciones sobre varios expertos en esta forma de burlar las acometidas del toro haciendo uso simplemente de un palo, es decir una garrocha de las que normalmente utilizan los vaqueros para conducir rebaños de toros y que aparecen claramente definidas en las ilustraciones quijotescas de Gustavo Doré.

En la actualidad se ha vuelto a retomar esta suerte acompañando a otras que no se encuentran en los clásicos reglamentos del toreo a pie iniciados por Pepe-Hillo, tales como recortadores, saltadores, encierros, etc..

En la obra aparece Apiñani ejecutando la suerte dando una sensación de control y ligereza tan suelto y extraordinario que bien, en este aspecto, se pudiera comparar con  los saltadores actuales de pértiga.

La preparación física y mental del saltador se nos ocurren de gran calidad siendo totalmente representativo del aspecto  físico- deportivo del lance.

Para saber más:

http://goya.unizar.es/Infogoya/Obra/Grabado.html